Search

La conciencia del ser humano


Las personas vivimos una vida que en apariencia se rige por cúmulos de circunstancias fortuitas barajadas por el azar. Ciertamente esta visión es algo triste porque parece de este modo que la vida no tiene propósito ni sentido, además todo se refuerza cuando nacemos y tenemos que aprender todo desde cero. Es normal que creamos en las circunstancias fortuitas si no sabemos mirar en la brújula de nuestro corazón, pero sí, es así. Poseemos una gran brújula que pulsa constantemente indicando los caminos más favorables para nosotros mismos.

El corazón pulsa y habla, es allí donde se encuentra el destino de nuestras vidas, verlo y entenderlo es simple cuestión de práctica. ¿Te has parado alguna vez a sentir y vislumbrar cuál es tu camino? Sí, ese camino que te aportará grandes enseñanzas y felicidad. El ser humano ha vivido con la necesidad de sobrevivir en su estancia en la tierra, había preguntas que no se podía permitir hacerse y que en realidad tenían respuesta en el interior de ellos mismos. En la actualidad habiendo aprendido tantísimas cosas podemos dedicar una parte de nuestro tiempo a buscar la felicidad ¿por qué de lo contrario qué sentido tiene la vida?

Una vida de infelicidad puede ser una autentica tortura, pero una vida feliz puede valer el precio de mil vidas. La conciencia de esto nos permite emprender su búsqueda, y es aquí donde empieza todo el juego ¿Te has parado alguna vez a silenciar la mente? ¿Eres capaz de hacerlo? ¿Has visto tu pensamiento? ¿Crees que es posible por unos instantes detener totalmente los pensamientos?

Y es en ese punto en donde la conciencia se reconoce a sí misma como algo que está por encima del pensamiento, pues es capaz de observarlo y desde esa perspectiva aquello que es observado está por debajo del observador, mientras que el observador a lo único que no puede observar es así mismo en su totalidad, y es aquí donde radica la belleza del ser de luz que todos somos. “Somos todo aquello que sentimos puesto que nos pertenece y al mismo tiempo estamos por encima de esas sensaciones, siendo lo que siente nuestra esencia y lo que percibe nuestra naturaleza”

La meditación puede ayudar a mejorar y entender todo esto, ¡pero cuidado!

A veces es posible navegar por el mar de la meditación sin rumbo alguno ni dirección. Es posible que al igual que la mar ayuda a calmarnos de la meditación surja el mismo efecto. Pero al igual que en la calma de los mares uno puede perderse, también puede hacerlo en la calma de la meditación. La conciencia ayuda a tomar un rumbo y a navegar en el propio despertar de sí misma, es posible que a veces parezca que te estancas, pero si tu rumbo está claro algún día llegarás. ¿A dónde es posible llegar con la meditación?

A ser más consciente de uno mismo, a dominar la mente como herramienta que está a tu servicio y no permitir que la herramienta te domine a ti. Es posible que te des cuenta de que en tu corazón hay amor y que puedes ser muy feliz cuando lo expandes y lo compartes con los demás. Puedes darte cuenta de que en verdad hay un plan divino y mágico que está detrás de cada uno de los movimientos de la vida, es posible que seas consciente de que todo está en constante movimiento, incluyéndote a ti, de que aprendas a navegar ante esos movimientos en vez de ahogarte y luchar contra las corrientes de la vida. La conciencia nos acerca a la apertura del corazón y este nos permite expandirnos hacia el mundo y por supuesto la meditación nos ayuda a ello.

Si quieres asistir a alguna meditación puedes mandar un mail a artat30@gmail.com o visitar el canal de YouTube en donde se habla de temas relacionados con una apertura de conciencia.

Canal de YouTube Proyecto Artat aquí!

Foto realizada por Oscar Gomez



0 views